Blogia
LOS VERDES DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

ANILLO VERDE PARA TAMARACEITE

ANILLO VERDE PARA TAMARACEITE La asociación de vecinos Aythamy reclama la creación de un cordón ecológico que separe el casco antiguo de Tamaraceite de las construcciones nuevas

La asociación de vecinos Aythamy del barrio capitalino de Tamareceite se ha movilizado para preservar la identidad arquitectónica y urbanística de su casco antiguo bajo la idea de crear un Corredor Verde. Se trata de un tramo ecológico que tienen como objetivo conseguir que los vecinos disfruten de un espacio lúdico y natural para que el impacto visual y la estética del entorno queden a salvo.

Así lo explica el presidente de la asociación vecinal, Juan Manuel Calderín, quien comenta al respecto que «en principio parece que una franja entre la parte nueva y la vieja del barrio puede parecer separatista, pero precisamente uno de los objetivos del Corredor Verde es la cohesión de ambas zonas, que no seria posible de otra manera ya que en Tamaraceite no hay parques para pasear ni estar en comunidad. Actualmente Tamareceite es una ciudad dormitorio».

Añade también el representante vecinal que «se trata de un lugar de reunión donde se beneficia tanto a la zona antigua como a la nueva porque no destruye el paisaje global de casas terreras y revaloriza los pisos recién construidos, mejorando la calidad de vida de todos los propietarios».

El planeado Corredor Verde está proyectado a lo largo de toda la toda la zona Sur, desde el barrio de La Suerte hasta el parque agroambiental de la Mayordomía. En el proyecto se recoge la necesidad de que el corredor mida alrededor de dos kilómetros de largo con un ancho flexible de hasta 70 metros.

El director técnico del proyecto, Raúl Santana, hace hincapié en que «la franja pretende respetar al máximo el entorno rural, rescatando la agricultura y los espacios abiertos». Otra de las preocupaciones en las que se centra el Corredor Verde consiste «en rescatar los estanques como parte de la cultura autóctona.Al no haber tenido un equipamiento deportivo en Tamaraceite, los estanques han servido de zona de recreo: como campo de fútbol, para aprender a nadar, etcétera».

Santana destaca que el proyecto no supone una obra aparatosa, sino «que se trata de aprovechar lo que ya tenemos, los caminos, las acequias; nada de hacer obra nueva, sólo rescatar lo autóctono y puramente nuestro».

En este sentido, ha cobrado gran importancia para los promotores del Corredor Verde el hecho de que la agricultura tome el valor de una seña de identidad que no se quiere perder. Por eso, los dueños de la iniciativa se plantean el mantener o replantar unas huertas escolares donde los niños puedan aprender una forma de vida que ha subsistido durante generaciones en el barrio de Tamaraceite de Las Palmas de Gran Canaria.

Bernardino Guedes Ramírez, ingeniero de Obras Públicas, asegura que ésta es una tendencia que se está siguiendo en toda Europa: «Franfurt y Londres son ejemplos de ciudades avanzadas donde nos hemos inspirado», asegura como parte del colectivo promotor de la idea. «Se trata de crear una zona donde se desarrollen las conexiones peatonales a través de los caminos que antaño unían los diferentes barrios de la zona».
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres